Review: El Mini JCW, la máquina definitiva

Hoy haremos una review del Mini JCW, veremos qué nos ofrece y cuánto nos costará tener uno de estos juguetitos.

El Mini es uno de los coches más perfeccionados de la historia, si a esto le sumas 231 caballos en un coche que no alcanza los 1300 kg, obtienes uno de los Minis más rápidos, el Mini John Cooper Works o el Mini JCW. Su motor BMW cuatro en línea turboalimentado no deja a disgusto a nadie, y la opción de caja manual agrada a un montón de puristas. Sus líneas atractivas desde luego tampoco dejan agradar, por supuesto su sonido enamora. Con estas tres características sería complicado no disfrutar de este coche que es potente, ligero y atractivo, pues bien hoy os explicaremos en detalle todo sobre este Mini John Cooper Works.

Para empezar a entrar en materia, vamos a hablar de los datos técnicos del coche, posteriormente pasaremos al interior y hablaremos de las calidades, después comentaremos las sensaciones de conducción, por último compararemos lo que nos ofrece por el precio que hay que pagar que adelantó que no es poco y hablaremos de algunas posibles mejoras.

En cuanto a datos técnicos se refiere, este Mini JCW de tres puertas o también conocido como el f56, no se queda nada mal. Posee un motor cuatro en línea gasolina turboalimentado que desarrolla nada más que 231cv y genera 320 nm. Si tenemos en cuenta sus caballos y se los sumamos a su bajo peso, consigues una relación peso potencia de 5.6 kg/cv,  lo cual está bastante bien y lo convierte en un coche muy ágil y rápido tanto en aceleración como en velocidad punta. La aceleración del deportivo de la casa inglesa es de 6,3 segundos y la velocidad punta es de 246 km/h, debo de decir que se comporta muy bien en curva.

El coche se puede obtener con una transmisión manual de 6 velocidades o con una transmisión automática deportiva de doble embrague de 8 velocidades, el volante en el caso de la transmisión automática incorpora unas levas generosas incrustadas en el volante. Su coeficiente aerodinámico es de 0.34, lo cual le permite tener una poca resistencia y te deja bien agarrado al suelo mientras conduces. El coche es tracción delantera aunque la parte trasera es sencilla de deslizar y es uno de los tracción delantera más divertido de conducir.

Mini nos promete un consumo combinado de 6.9 l /100km, lo cual he de adelantar que no es del todo verdad, como pretendas divertirte este coche alcanza los 14 l /100km aunque para alcanzarlo hay que ser un poco animal. Aunque sí divertirte no es tu prioridad, los consumos que la compañía británica promete son bastantes fieles a los reales.

 

En el interior esperaríamos ver la tecnología del fabricante alemán

En el interior esperaríamos ver la tecnología del fabricante alemán pues bien esto no es así, la pantalla es de BMW pero no mantiene su estética, en este caso la pantalla esta integrada y no es táctil aunque el restyling sí cuenta con ella. 

  • El sistema de navegación es normal y no cabe destacar nada acerca de él.
  • El vehículo cuenta con un head up display que si bien no es de los mejores que hemos visto, sí es útil y cumple perfectamente con su finalidad, en este caso no es un holograma sino que se ve proyectado en un cristal.
  • La cámara marcha atrás, como en otros muchos vehículos no viene de serie.
  • La tapicería deportiva opcional ronda los 2.000 euros, Los asientos son más deportivos y más cómodos cuando se trata de tomar una conducción más deportiva, los asientos están hecho de cuero y alcantara.
  • El interior es una de las mayores desventajas del Mini, en gran parte este es de plástico y solo cuenta con algunos detalles en cuero.
  • El habitáculo es cómodo si tenemos en cuenta sus 3,84 metros de largo y sorprende la amplitud de su espacio.

Aunque se trata de un 2+2 una persona de 1,87 metros es el máximo aceptable en las plazas traseras. El volante es deportivo, pequeño y cómodo, cuenta con unas levas de tamaño considerable que tienen un buen tacto. En el volante puedes encontrar multitud de botones los cuales son muy útiles, de esta forma no quitas el ojo del asfalto en ningún momento. El infoentretenimiento cuenta con una función deportiva que te permite saber cuantos caballos te está ofreciendo el coche en ese momento, esta función es útil si te llevas el coche al circuito, esto es algo que os invitaríamos a probar si tuvieses la oportunidad.

Uno de los aspectos más importantes por el que los amantes del motor nos compramos un coche es esa sensación que nos transmite el coche cuando lo conducimos. Como hemos mencionado el Mini JCW es un coche potente y ligero, cuenta con una suspensión dura, unos buenos frenos de cuatro pistones delante y un pistón detrás, Los frenos le permiten a este coche pararse en seco de forma muy rápida. El escape suena muy bien y cuando bajas de marcha petardea de una forma muy agradable pero no excesivamente alta.

Este coche incorpora tres modos de conducción, ECO, Normal y Sport.

En el modo de conducción ECO el coche se limita a la mitad de potencia y ofrece juegos interactivos para cumplir con los estándares consumo de combustible. En el modo ECO se comporta de una forma más dócil, el acelerador es menos agresivo y el coche no te pide darle cera. El modo Normal te permite ponerle toda la potencia, aunque la dirección sigue siendo algo más blanda que en Sport. La sensación pura la consigues con el modo Sport, el coche reacciona más rápido, se vuelve más nervioso e impulsivo. En este modo te entrega hasta el último caballo y la dirección se vuelve más dura al igual que la suspensión, si añades la opción de suspensión regulable, que cuesta 500 euros. La caja de cambia de forma más rápida y si te apetece puedes ponerla en modo secuencial y cambiar tu mismo con las levas. El control de tracción se puede desactivar, y tras haberlo probado, podemos decir que por donde pasa el morro, pasa el culo. Una de las mejores características, es esa relación peso/potencia que aplicada a un coche de este tamaño, te hace sentirte como si estuvieras en un kart, con una extraordinaria agilidad y un paso por curva brutal.

El precio, el coche con caja automática empieza desde los 36.402 euros aunque la especificación que probamos, estaba muy bien dotada y contaba prácticamente con todos los extras, que asciende a el precio de 47.000 euros.

No hay duda de que este Mini John Cooper Works es un gran coche, se conduce espectacularmente, suena muy bien para el cuatro en línea que nos brinda y es un coche de una estética muy bonita. Aún así su precio es excesivo, hay extras como el paquete de suspensión y de tapiceria deportiva que deberían de venir de serie ya que es el segundo coche más rápido de la marca inglesa y está diseñado para correr.

Como conclusión y mejoras debemos de decir que el coche nos ha enamorado y es alucinante lo pegado al suelo que te sientes, si es cierto que no está al nivel de un Clase A35 o un Audi S3, pero cierto es que con todos los extras este vale con facilidad bastante menos. Sinceramente este coche nos ha sorprendido, es fácil de perdonarle el precio una vez que te subes a él, lo arrancas y lo conduces. Como mejoras le proponemos a Mini que añada un extra con mejores neumáticos ya que estos, en ocasiones pueden agarrar poco y son de tipo runflat, que sean de este tipo genera una falta de grip. La mejora del interior también es un aspecto imprescindible.

Esto es todo sobre el Mini John Cooper Works, esperemos que os haya gustado y hayáis disfrutado de esta extensa review. Nos ha gustado mucho y esperamos poder probarlo de nuevo en un futuro. Eso ha sido todo para esta review, ¡Os vemos en la siguiente!

La foto del Mercedes-Benz A35 ha sido tomada por @av.carphotography, el resto de imágenes del artículo son de libre uso.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *