Maserati-Levante-S dos

Review: Maserati Levante S, el SUV que apasiona.

Los italianos son conocidos por muchas cosas, una de ellas son los coches apasionantes y hoy os traemos uno muy especial, el Maserati Levante S, este es el primer SUV de la casa de Bolonia. Este todoterreno manteniendo el clásico sonido de un Maserati, la aceleración es brutal y desde luego te hace sentir en un deportivo. Cómo no, los acabados son los más refinados a esperar en un coche de este calibre. Si tuviese que describir con tres palabras a este Maserati Levante S sería cómodo, deportivo y tradicional

Sus 430 cv y 580 Nm prácticamente quitan el hipo, estas cifras son generadas por un V6 ensamblado por Ferrari, pero en este caso no estamos hablando de la versión normal, hablamos de la versión S, que consigue un aumento de de 80 cv frente al modelo básico. Es capaz de realizar el 0-100 km/h en 5,2 segundos y alcanzar una velocidad punta de 264 km/h. Este ejemplar pesa 2.109 kilos, pero su relación peso/potencia de 4.9 kg/cv nos hará sentir en un deportivo. Este versión a diferencia del modelo básico, cuenta con un exterior más deportivo y agresivo.

Para empezar a entrar en materia, vamos a hablar del interior y de las calidades, después comentaremos las sensaciones de conducción, por último compararemos lo que nos ofrece por el precio que hay que pagar para tener en nuestro garaje uno de estos ejemplares y como solemos hacer, hablaremos de algunas posibles mejoras.

– La imagen de la izquierda pertenece al acabado GranLusso y la de la derecha al GrandSport. Como se puede observar las diferencias exteriores son notables, teniendo el Sport un acabado mucho más agresivo y el GranLusso un acabado más refinado y lujoso –

Antes de hablar del interior tenemos que saber que la versión S cuenta con dos acabados, el GranLusso que se enfoca en el lujo y el confort, y el Sport, que como su nombre indica se trata de un acabado deportivo. El acabado Sport solo ofrece modificaciones estéticas como por ejemplo las levas, que vienen incorporadas de serie, son muy grandes y van ancladas a la columna de dirección. Además elimina algunos cromados aparte de cambiar alguna entrada de aire haciéndola más agresiva.

En este caso vamos a analizar la versión GranLusso, aunque también hemos podido probar la Sport y créeme cuando digo que no hay ninguna diferencia a nivel de rendimiento. 

Esta variante cuenta con un interior en cuero, que en este caso era negro. Los acabados del interior eran de carbono, el cuero es de altísima calidad y los asientos son muy cómodos, estos cuentan con función de ventilación y calefacción. El carbono está presente y da unos toques sutiles que le sientan muy bien a este Maserati. El sistema de infoentretenimiento es táctil y tiene un tamaño razonable, aun así­, este sistema deja que desear, aunque este modelo se lanzara en 2017, este sistema se ve más antiguo y está muy mal integrado. En cuanto a funcionalidades se refiere, el software está mejor, cuenta con GPS y Android Play o Apple Carplay. El cuentarrevoluciones y el velocímetro no son digitales y en ese aspecto se agradece que aún sean analógicos, entre ellos se encuentra una pantalla que te provee de información muy útil para la conducción. El habitáculo se siente amplio y las plazas traseras son tan confortables como las delanteras, cierto es que la quinta plaza es más testimonial ya que si dos personas ocupan las plazas traseras de los laterales este queda un poco apretado. En general el interior está muy bien y mantiene ese aspecto lujoso y refinado al que nos tiene acostumbrado Maserati. Su interior sin duda cuenta con unas calidades magníficas. Se agradece que Maserati aún mantenga su esencia, pero estaría bien una mejora del sistema de infoentretenimiento ya que no se ve muy integrado en el salpicadero.

Ahora damos paso a uno de los apartados más importantes a la hora de comprarnos un coche, qué nos transmite. Pues bien, su V6 Bi-turbo nos transmite una musicalidad increíble, digna de un motor con más cilindros. La aceleración es muy impactante y la potencia es entregada desde muy abajo en el cuentarrevoluciones. La caja de cambios es automática, de 8 velocidades con convertidor de par, pero cuando bajas de marcha con el secuencial, el cambio resulta lento y no siempre cambia cuando le pides. Sin embargo cuando subes de marcha, el coche sí sube cuando se lo exiges, y de forma muy rápida. Afortunadamente, Maserati ha decidido incluir un botón donde se puede poner el coche en manual, vamos, que tú decides cuándo cambia en todo momento y puedes apurar las vueltas tanto como quieras. El coche cuenta con cuatro modos de conducción, Normal, Off-Road, Sport y Doble Sport.  En el modo Normal es un coche dócil, ligeramente silencioso, cómodo y tranquilo, en cambio, en el modo Off-Road el coche tracciona más y la distribuye a la perfección a las cuatro ruedas, ya que este coche elige cómo distribuir la potencia entre los dos trenes. Aun así, el modo Off-Road es adecuado para los terrenos irregulares, este modo sube la suspensión, y si algún día te apetece realizar una excursión al campo, te podrás llevar tu Levante S sin problemas. El modo Sport es un modo deportivo apto para divertirse, abre los escapes un poco, baja la suspensión un centímetro y el coche se vuelve más nervioso y deportivo. En este modo no se reducen las ayudas y no se cambia la transmisión a manual. El modo más deportivo es el Doble Sport, abriendo paso a toda la diversión, este modo baja 2 centímetros la suspensión, abre totalmente los escapes y saca al deportivo del Tridente que todos queremos. No dudes en que va entregarte hasta el último caballo de potencia y vas a obtener la máxima musicalidad  de ese V6 ensamblado por Ferrari. Sin duda alguna se aprovechan esos 430 cv y que te permiten deslizarte un poco, aunque si deseas divertirte aún más, puedes desactivar totalmente el control de tracción y ponerlo en modo manual. El paso por curva de este coche es brutal y te hace sentir en un deportivo puro, aún así tiene un comportamiento muy noble.

La frenada es un punto a mejorar, y sería bueno que se pudieran equipar unos frenos carbono-cerámicos. La dirección no transmite demasiada información y no es todo lo precisa que nos gustaría que fuera en el modo Sport. Aun así, este es un gran coche y aún siendo un SUV, cuando pones el modo doble Sport se te olvida que es uno de estos todoterrenos y te sientes en un deportivo rápido y ligero. Aunque que se sienta como un deportivo, tiene un coste, y no me refiero al económico como tal, sino al consumo. Este coche sin darle gas tiene una media de 15 L/100km y si le das caña te puede consumir 25 L/100km con facilidad, cierto es que para alcanzar estos consumos hay que ser muy bruto pero se pueden lograr perfectamente. Estos 25 L/100km pueden parecer mucho pero para alcanzar estos consumos altos tienes que conducir de forma muy agresiva y sacar cada caballo que lleva dentro. Este Maserati sólo consume gasolina 98 y no 95 como un coche normal, sin duda es todo un sibarita.

Ahora me preguntaréis cuál es el precio a pagar por este deportivo con carrocería SUV, pues bien, si queréis adquirir un Maserati Levante S tendréis que desembolsar una suma de 113.000 euros, sin ninguno de los acabados premium, y si deseas hacerte con el GranLusso o el Sport puedes desembolsar la cantidad de 125.000 euros y será tuyo. La unidad que probamos nosotros costaba más de 140.000 euros y contaba con un importante número de extras, prácticamente estaba full-equipment en confort, lujo y seguridad, las ayudas a la conducción en este coche son amplias y te asisten en todo momento. Desde CAR REVIEWS MAGAZINE creemos que el precio es adecuado ya que hay muy pocos coches en el mercado que puedan ser tan cómodos y dóciles y al mismo tiempo agresivos y nerviosos. Y muy pocos SUV que te hacen sentir en un deportivo como este te hace. Desde luego resulta perfecto disponer de esos 580 litros de maletero y sentirte en un deportivo repleto de lujo.

Si prefieres algo más radical puedes adquirir el Maserati Levante GTS por 161.000 euros con 530 cv o si ya te gusta lo extremo puedes adquirir la versión Trofeo de 580 cv por el módico precio 196.000 euros. Aun así siempre puedes comprar la versión normal con 350 cv o la versión diésel con 275 cv, para la gente que no busca ese rendimiento pero desea el lujo y los acabados de alta calidad del fabricante italiano.

En cuanto a mejoras, le proponemos a Maserati que incorpore levas en el acabado GranLusso de serie y una caja de cambios más deportiva que nos permita bajar de marcha de forma más agresiva. Por último sería genial que el coche frenara un poco más, o que se pudiese comprar con frenos carbono-cerámicos como una opción adicional.

Sinceramente, no puedo ocultar que al hablar de este Maserati Levante S me salga una sonrisa. Pensar en las sensaciones que transmite es fabuloso y sin duda este SUV es digno de llevar el nombre de una marca de deportivos, Maserati lo ha vuelto a lograr.

 

Fuente: Maserati, Tayre Automoción

One Response

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *